Blogia
División Azul

SOLDADOS ESPAÑOLES EN LAS WAFFEN SS

SOLDADOS ESPAÑOLES EN LAS WAFFEN SS Al volver los últimos contingentes españoles de la Legión Azul, fue cerrada la frontera española con Francia a cal y canto por orden expresa del Generalísimo: La Historia había dictado su veredicto y Franco no estaba dispuesto a que, tras el giro radical de su política internacional al nombrar Ministro de Asuntos Exteriores al Conde de Jordana, hubieran problemas al terminar la guerra que ya se decantaba al bando aliado...Un puñado de idealistas, arriesgándolo todo, quisieron combatir hasta el fin con sus camaradas alemanes...

Poca información ofrecen los distintos testimonios sobre la incorporación de los españoles a ciertas unidades SS. En los primeros días de marzo de 1944, mientras la Legión Azul se repliega del frente de Leningrado, numerosos jóvenes, en su mayoría ex-divisionarios, cruzan la frontera en los Pirineos por los vericuetos de los contrabandistas para volver con sus camaradas alemanes a luchar contra el comunismo soviético. Ya desde enero era apoyada esta "fuga" por la SönderStad F, que el Alto Mando de la Wehrmacht ha creado con urgencia, situando su PC en Lourdes y sus centros de acogida en Andorra, Puigcerdá, Port Bou y Hendaya. Se traslada a estos arriesgados voluntarios a Versalles y de allí, en grupos más numerosos a los campamentos de Stablack en Prusia Oriental, Truppenburgplatz al S de Köenigsberg. El Gobierno de Franco se opone tajantemente a esta recluta de voluntarios y eleva su protesta formal al embajador alemán en Madrid, Diekhoff, a través del Ministro de Asuntos Exteriores Conde de Jordana. Edwin Maxel, el antiguo subjefe de la PM de enlace alemana en la División Azul y jefe de la misma Unidad en la Legión Azul, volvió a España con los legionarios y, ya en la embajada alemana, es el coordinador del reclutamiento, en contacto directo con el SS BrigadeFührer Hansen ("El Batallón Fantasma"- Carlos Caballero). Varios centenares de estos voluntarios se instruyen en Stablack, otros son concentrados en el Hall Tirol, cerca de Innsbruck. Estos últimos (como el Tte. Ocaña) compondrán el conocido más tarde como "Batallón Fantasma", cuando se aumenten sus efectivos. Historias pintorescasson las que alrespecto nos llegan de algunos voluntarios, tanto del Tte. Lorenzo Ocaña, como de Ramón Pérez Eizaguirre o del Tte. García Valdajos, que ya se enroló como soldado en la División Azul y aparece de nuevo en abril del 44 en Stablack, donde se encuentra con Mayoral Mora. Pero el más famoso es sin duda Miguel Ezquerra ("A vida o muerte en Berlín"- Miguel Ezquerra) que, como los anteriores luce su camisa azul bajo el uniforme alemán...Ezquerra llega a Stablack donde se niega a recibir la instrucción que imparten el Hauptmann Graeffe y el Leutenant Panther, dada su condición de oficial. De aspecto extrañamente germano, Ezquerra es apoyado por Von Faupel (primer embajador alemán en la zona nacional durante la Guerra Civil) que le aporta las credenciales que éste necesita para reclutar a sus hombres en las brigadas de trabajo de Saukel y Speer, en las fábricas y talleres e incluso en las cárceles...esta fuerte Unidad, que nunca completará los efectivos de un Batallón, es la que en su mayor parte se entregue a la Batalla por Berlín, en la agonía del III Reich.

Del Hall Tirol parte una Cía. a Yugoslavia en misión de lucha antipartisana y en octubre se retira a Alemania. Otra se dirige hasta la región de Bukovina en los Cárpatos Orientales y mandada por el Leutenant Panther se incorpora a la 3ª División Alpina. Los restos de los españoles que combatieron en Yugoslavia y Rumania se agrupan en Stockerau y Hellabrun, cerca de Viena, donde se constituyen dos Unidades de voluntarios españoles; una es agregada a la Brigada Germano-Croata comandada por el Coronel Klein que verá desertar a sus españoles para unirse a la Unidad de Ezquerra o con los SS de Degrelle, la Legión Valona, e incluso para combatir con la célebre SS-Jadgverband de Otto Skorzeny. García Valdajos es quien induce a Degrelle a reclutar españoles y acuartelarlos en Breslau; suman ya 400 y son integrados en el 1ºBon. del 70ºRgto. bajo la jefatura del Cap. Deniè. Los que quedaron con la Brigada Germano-Croata pasan a depender de la 357ªDivisión, desplegada en Eslovaquia al E de Bratislava. Aquellos que luchan con Degrella participan en la batalla de Stargard en Pomerania, ya en territorio alemán. Testimonios directos nos hablan del valor y arrojo de que hicieron gala estos soldados de España. Los voluntarios encuadrados en el comando de Skorzeny protegen el frente SE en la frontera germano-francesa, donde realizan golpes de mano e incursiones de diverso resultado. Algunos, dispersos, retroceden hasta Berlin incorporándose a la heterogénea Unidad Ezquerra que permanece en Potsdam esperando destino. El 21 de abril se traslada al centro de Berlin en tren subterráneo pues toda la capital está llena de cascotes, vehículos y piezas de artillería destrozadas, camiones incendiados, ruinas humeantes...Berlin es ya un infierno...Ezquerra lleva a su Unidad hasta los sótanos del Ministerio del Aire y combate en distintos puntos estratégicos: Anhalter Banhof, Moritz Platz, Potsdammer Platz, Ubhan Anhalter...El Tte.Ocaña cae prisionero ante el Hotel Excelsior. Luchan a brazo partido en el cerco del Ministerio de Propaganda y en el reducto de la Cancillería. Junto a los letones del 15ºBon. SS disparan sus "panzerfaust" contra los pesados carros JS-II que aplastan todo lo que encuentran a su paso. Hay testimonios de absoluta credibilidad, como el del periodista Rodriguez del Castillo que confirman la existencia y la lucha armada de la Unidad Ezquerra en los apocalípticos estertores del III Reich...el caótico Gotterdammerüng de la leyenda wagneriana. Rodriguez del Castillo, último representante de la Embajada española en el Berlín de Hitler, consiguió que centenares de españoles pudieran escapar del infierno y de las garras de los soviets con falsas credenciales de trabajadores y desplazados. Mientras, testimonios no contrastados indican la presencia de un Unidad española en los combates cercanos a Trieste y el Brennero, bajo el mando de Martínez Alberich...Pero, como vemos, las noticias sobre los combatientes españoles voluntarios tras la retirada de la Legión Azul, no son tan documentados ni exactos como los que encontramos en los archivos oficiales sobre la participación de divisionarios y legionarios en las batallas del frente del este.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres