Blogia
División Azul

LA LEGIÓN AZUL

LA LEGIÓN AZUL El 14 de octubre, el GeneralOberst Lindemann informó al General Esteban-Infantes que el Alto Mando de la Wehrmacht ha aceptado la repatrización de la División Azul solicitada por el Gobierno español, y el 17 del mismo mes, tras algunas conversaciones de estado, Madrid permite aue se forme la Legión Española de Voluntarios, llamada muy pronto Legión Azul y que se nutrió con esforzados voluntarios, como el Tte. López de la Torre que, formada su 14ªCía. Anticarro, arenga a la tropa uniéndosele muchos en su intención de quedarse en la Legión que se formaba.

Se alistan un total de 2.133 hombres, comandados por el Coronel García Navarro y que empiezan su periodo de instrucción el 21 de octubre en Yamberg, junto a la frontera letona. Triste es el destino de esta Unidad, que se ve envuelta en plena retirada del Grupo de Ejércitos Norte. Tal era la necesidad de refuerzos en línea que a principios de diciembre, antes de terminar su instrucción, una Bandera de la Legión Azul entra en combate protegiendo las carreteras que unen Yamberg con Narva, y poco después en una operación denominada "Partisanschtschina", orientada a desalojar algunas poblaciones donde se cree estan cobijados cierto grupos de partisanos entre el espeso bosque que las rodea. Mal que bien y muy descontentos efectúan los españoles esta labor de "limpieza", dando hasta de sus raciones a los paisanos trasladados. El día 15 son movilizados al SE de Leningrado, en la zona Bogolovo-Schapki-Kostovo donde, agragada a la 121ª División del General Helmut Rpiess,encuadrada a su vez en el XXVIII Cuerpo de Ejército del General Loch, guarnece un frente de 11 km. El Coronel García Navarro establece su Puesto de Mando en el "Campamento Westfalia", un calvero en el inmenso bosque, desde donde dirige los trabajos de fortificación sobre un terreno húmedo y enfangado que se quiebra tras helarse. Se registran ataques de patrullas de esquiadores rusos que desaparececn tan rápidamente como llegan, causando un goteo incesante de bajas. Una red de frágiles pasarelas y rollizos tendidos constituye todo el sistema de comunicaciones entre las Banderas y las Cías. Se aguantan las embestidas soviéticas de los días 24 y 25 bajo unas muy duras condiciones climatológicas y ambientales. A principios de 1944 el frente se derrumba. El 9 de enero cae el primer oficial de la Legión, el Alf. Palma Molina, enterrado en Kostovo. Los artilleros rusos machacan certeramente el sector español y alargando el tiro, alcanzan carreteras, depósitos de víveres y munición, caravanas de vehículos...Al amanecer del 14, comienza la ofensiva soviética desde el sector de Oranienbaum. Se dice que el enemigo ha tomado Novgorod...¡Novgorod!...la noticia se recibe con tristeza en las líneas de la Legión. La potente ofensiva amenaza con tomar Lyuban. La retirada por los caminos helados del espeso bosque es demencial, consiguen llegar a Lyuban donde se toman posiciones y rechazan por las bravas las contínuas arremetidas de las avanzadillas rusas. Una Bandera protege el casco urbano y las otras dos la estación del ferrocarril y la carretera a Leningrado. El dia 26 los rusos consiguen entrar en Lyuban y gracias al arrojo del Cap. Urbano y un pequeño destacamento de valientes PM, son arrojados del Puesto de Mando del Coronel García Navarro. Aquella noche el General Rpiess impone al Coronel español la Cruz de Hierro de 1ª Clase y ordena que sus tropas se concentren en el centro de la población, y al día siguiente se les ordena la retirada, que efectuan los españoles combatiendo denodadamente contra las sombras pardas que les persiguen, implacablemente, disparando desde todos los puntos. Se inicia una marcha nocturna a pie, hostigados por los perseguidores y las unidades de partisanos que les salen al paso y dinamitan los puentes...

..Alcanzan Orodesh cuando la 121ª División alemana era fuertemente atacada, pillando al enemigo por sorpresa y haciéndolo huir a la desbandada. Se le ordena a la Legión marchar a Luga y el 31 de enero llegan allí con 200 heridos que son embarcados en tren a Estonia, desplegándose el día 6 de febrero en el nudo ferroviario de Tapa. El Coronel García Navarro se instala con su EM en un viejo edificio amurallado en la población de Jäneda. La posición española hace una "V" sobre el mapa con el vértice en Ambla y el otro punto, al O en Aeguidn. Los espesos pinares que les rodean son un nido de partisanos con los que se intercambian tiroteos esporádicos. El día 29 de febrero se comunica al Coronel García Navarro que la Legión Azul y la Escuadrilla Azul de Caza han de ser repatriados..."¡Esto es vergonzoso!", contesta contrariado...El 3 de marzo es recibido por el Mariscal Model, nuevo jefe del Grupo de Ejércitos Norte, quien le felicita por el comportamiento de su Unidad "...que ha heredado el brío, el coraje y la lealtad de la División Azul, una de las Unidades más prestigiosas que ha tenido la Wehrmacht". El día 5, Keitel firma la retirada inmediata de los legionarios "pero sin notificar la noticia a la prensa y a la radio". En 24 horas, la Legión forma en el calvero del bosque próximo a Lehtse, y el Coronel García Navarro arenga a sus legionarios erguido sobre los estribos de su montura: "...España, de acuerdo con el Gobirno alemán, atarviesa el trance doloroso de acceder a nuestra repatriación...(un estremecimiento recorre las filas de los voluntarios azules contra el comunismo)...Llevaremos hoy, día de luto, los fusiles vueltos como en los entierros, porque, os repito, hoy es día de luto para nosotros y para nuestra Patria...", alza el brazo derecho y concluye: "¡Legionarios españoles! ¡Por Dios y por la Patria! ¡Viva la Legión! ¡Viva España!". Dos mil voces contestan con un emocionado "¡Viva!". Ocho días después vuelve a formar en la explanada de los Cuarteles de Prunna, y el GeneralOberst Lindemann sube a la tribuna para despedirse de los voluntarios de España: "...Sé que regresáis porque habéis recibido esa orden, no por vuestra voluntad...¡Legionarios!, nos separamos hoy, pero donde nosotros quedamos y vosotros estéis, continuaremos la lucha común...". El día 11 de abril cruza la frontera franco-española la 2ªBandera, última Unidad repatriada de la Legión Azul. El Coronel García Navarro que viaja en el mismo tren es recibido por el Generalísimo cuarenta y ocho horas más tarde, que le saluda sonriendo socarronamente..."¡Vaya, por fín retorna el último criminal de guerra!". Poco después, Franco ordena el cierre de la frontera con Francia a los posibles voluntarios que, expontáneamente, intentaran unirse a las fuerzas alemanas que aún se batían con denuedo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres